SANTAS FE, ESPERANZA, CARIDAD Y SU MADRE SOFÍA, MÁRTIRES

45394F98-4789-4823-8970-D38D200E9B47
 

 

La viuda romana, Santa Sofía y sus tres hijas sufrieron el martirio en tiempos del emperador Adriano, según la leyenda. Santa Fe, que tenía doce años, fue azotada, arrojada en un caldero de agua hirviente, del que salió viva y, por fin, murió decapitada. Santa Esperanza, de diez años y Santa Caridad, que tenía nueve, salieron ilesas de un horno ardiente y fueron decapitadas. Probablemente se trata de un simple mito. La leyenda pasó del oriente a Roma, donde empezó a hablarse de dos grupos. El primer grupo era una familia cuyos miembros padecieron el martirio en tiempos de Adriano y fueron sepultados en la Vía Aurelia, en el sitio que ocupó más tarde la iglesia de San Pancracio. Los nombres griegos de las mártires eran: Sofía, Pistis, Elpis y Ágape. El segundo grupo, compuesto por Sofía, Fe, Esperanza y Caridad, sufrió el martirio en fecha desconocida; dichas mártires fueron sepultadas en el cementerio de Calixto, en la Vía Apia. El Martirologio Romano hace mención de Fe, Esperanza y Caridad el 1° de agosto y de su madre (acerca de cuyo martirio nada dice) el 30 de septiembre. La basílica de Santa Sofía, en Constantinopla, no tiene que ver con esta santa ni con ninguna otra del mismo nombre, ya que está dedicada a la "Santa Sabiduría", es decir al Verbo de Dios.t